Una nueva ley rusa le permitirá a Putin quedarse en el poder hasta el año 2036

La nueva ley rusa le permite al actual presidente del país, Vladimir Putín, establecerse durante dos períodos más de 6 años cada uno. Esta reforma también prohíbe el matrimonio entre homosexuales y ha inducido mandatos relacionados a la fe católica y la educación patriótica.

El proyecto de Ley fue firmado este lunes por el presidente Vladimir Putin y fue publicada en el diario oficial del gobierno ruso y fue adoptada a inicios de marzo por el parlamento luego de que se organizase y discutiese durante un referéndum constitucional el año pasado durante el verano boreal.

Putín llegó por primera vez al poder en el año 2000, ocupó el cargo de presidente hasta el 2008 para que tomara su lugar el primer ministro actualmente, Dmitri Medvédev, ya que no podían un presidente ser reelecto más de una vez de forma consecutiva. Luego de esto, Putín fue elegido nuevamente en el año 2012 y luego reelecto para el 2018.

De esta forma, lo lógico sería pensar que Putín debe retirarse del cargo en 2024, pero gracias a la nueva reforma constitucional, esto se anula de alguna forma pues la ley establece que quien ocupe el cargo de jefe de Estado antes de que entre en vigor una nueva enmienda constitucional no se aplicará dicha restricción, por lo que queda exento y puede cumplir tranquilamente otros 2 períodos en el poder.

Además de permitir esta inmunidad vitalicia a la figura del presidente, esta ley también acaba de introducir algunos principios como la educación patriótica y otros principios conservadores que reservan el matrimonio únicamente a las personas heterosexuales y otros principios relacionados a la fe en Dios.

Rusia ha estado recientemente en el ojo de la comunidad internacional por una serie de actividades militares que han estado llevando a cabo, como el desarrollo de un torpedo nuclear que han estado probando desde el 2020.